Categorías
Turismo en Alemania

Visita a Postdam desde Berlin

Potsdam, a orillas del río Havel es una ciudad preciosa y está a sólo 25 km al suroeste del centro de Berlín, es la capital y la joya de la corona del estado federal de Brandenburgo. 

De fácil acceso por el S-Bahn, la antigua sede real prusiana es la excursión de un día más popular desde Berlín, atrayendo a los visitantes con sus espléndidos jardines y palacios, que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1990.

Encabezando la lista de los palacios reales se encuentra el Schloss Sanssouci, el refugio privado del rey Federico II (Federico el Grande), que también fue el cerebro de muchos otros fabulosos parques y palacios de Potsdam. 

Milagrosamente, la mayoría de su legado sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial. Cuando cesaron los disparos, los Aliados eligieron el Schloss Cecilienhof como sede de la Conferencia de Potsdam de 1945 para sentar las bases del destino de Alemania en la posguerra.

Como ir de Berlin a Potsdam

Desde Berlín, Potsdam es un viaje fácil de 45 minutos en tren usando el S-Bahn. 

Tienes que tomar el S7 desde el centro de Berlín hasta la estación principal de Potsdam Hauptbahnhof. 

También puede optar por los trenes regionales, que son un poco más rápidos. 

Paran un poco más lejos en la ciudad, yendo directamente a Potsdam-Charlottenhof y Potsdam-Sanssouci.

O por supuesto alquilar un vehículo desde Berlín.

Qué ver en Potsdam en un día

Si bien en mi viaje me quede 2 noches en las afueras de la ciudad de Postdam entiendo que la mayoría del turismo visita la ciudad en 1 día y regresa a Berlín.

Sigue leyendo:  Los 9 barrios que tienes que conocer en tu viaje a Berlín

Si este es tu caso tienes que concentrar tus actividades en lo más importante.

Te recomiendo que arranques la jornada temprano en Berlín y sobre las 10 de la mañana estés ya en Potsdam.

La atracción más importante es el castillo y los jardines de Sanssouci

Como antigua sede de Prusia, Potsdam es una ciudad de grandes palacios y castillos que en su mayoría siguen intactos, a pesar de la destrucción de la guerra. 

El parque y palacio de Sanssouci

El parque y palacio de Sanssouci
El parque y palacio de Sanssouci

La principal atracción de la ciudad es, sin duda, el amplio parque Sanssouci. 

Su red de jardines, senderos y elegante arquitectura, con cúpulas y pilares, lo convierte en un pequeño reino en sí mismo. 

Dentro del palacio encontrarás pinturas barrocas e impresionantes interiores de estilo rococó para que te des un festin a la vista. Piensa que cada habitación tenía su función y decoración.

Vas a necesitar unas dos horas para explorar el palacio, antes de adentrarte en los jardines.
Valen la pena.

Federico II el Grande y su palacio.

 El rey Federico II es un personaje muy querido en Alemania.

Federico II el Grande
Federico II el Grande

Con una historia dramática, forzado por su padre a tomar armas y defender su reino vivió tiempos muy crueles y encontró cobijo a su alma en la belleza del arte.

Su culto y adoración al arte ha permitido que hoy podamos disfrutar de su palacio en la ciudad de Potsdam.

La historia tiene bastantes paralelos con la de Luis II en Baviera.

Os recomiendo esta serie de la televisión alemana 

Descanso para almorzar y regresó a Berlín

Después de disfrutar de la majestuosidad del viejo mundo te recomiendo que te dirijas a la plaza histórica principal donde encontrarás numerosos restaurantes y cafés.

Sigue leyendo:  Las 8 cosas que tienes que hacer sí o sí en Berlín.

La ciudad está impecable, viniendo de la Berlin alternativa la ciudad de Postdam se parece a una pequeña villa en suiza donde todo es perfecto.

También te encontrarás con la Tor de Brandenburgo en miniatura de Potsdam, similar a la de Berlín. 

Es muy recomendable también visitar el barrio holandés de la ciudad, con sus casas de ladrillo construidas para los artesanos holandeses en el siglo XVIII, está justo detrás de la puerta de Brandenburgo de Potsdam .

Barrio Holandés en Postdam
Barrio Holandés en Postdam