Categorías
Castillos Turismo en Alemania

Visita al castillo de Neuschwanstein en sur de Munich

Siguiendo con la serie de castillos en Alemania estuve de visita en Neuschwanstein a solo 120 kilómetros de Munich, al sur en dirección Alpes.

No hay nada que por mal no venga… la imposibilidad de viajar dentro de Europa y al exterior en tiempos de Coronavirus me está haciendo conocer mejor el país en el que vivo desde hace 15 años!

Schwangau es una pequeña villa rodeada de dos espectaculares castillos construidos por el rey Luis II (“Ludwig der II” en Alemán).

Un rey muy criticado en su momento y considerado loco por la aristocracia de Baviera.

De hecho no llegó a disfrutarlos ya que se suicidó muy probablemente ante la presión que tenía por la bancarrota económica de la corona… acusado de ser el gran derrochador y con ideas locas (como hacer 2 castillos espectaculares a escasos metros de distancia) decidió quitarse la vida aunque los hechos tampoco están del todo claros.

La cuestión es que hoy el castillo de Neuschwanstein es uno de los referentes turísticos más importantes de Munich (después de la fiesta popular del Oktoberfest).

Pero estos lugares de turismo masivo pueden llegar a ser muy pesados para visitar.

Por este motivo y para evitar estas aglomeraciones fuimos un sábado por la tarde y regresamos el domingo al mediodía.

Nuestro objetivo no era visitar el Castillo sino los lagos colindantes y realizar caminatas por la naturaleza.

Aquí les dejo información sobre los castillos de Neuschwanstein y Hohenschwangau  en Schwangau.

El castillo de Neuschwanstein en Schwangau

Castillo de Neuschwanstein en Schwangau, Allgäu, Baviera

Castillo de Neuschwanstein
Castillo de Neuschwanstein

Los primeros planes y preparativos para la construcción del castillo de Neuschwanstein fueron hechos por el rey Luis II en 1867/1868, y la primera piedra se colocó el 5 de septiembre de 1869.

En una carta a Richard Wagner del 13 de mayo de 1868 el rey anunció

«Tengo la intención de hacer reconstruir las ruinas del antiguo castillo de Hohenschwangau, cerca del desfiladero de Pöllat, al verdadero estilo de los antiguos castillos de los caballeros alemanes. … desde donde se puede disfrutar de una maravillosa vista del noble Säuling y las montañas del Tirol más allá en la llanura…»

El rey Luis II no hizo construir el castillo de Neuschwanstein como un edificio representativo o como una demostración de poder, sino según sus propias ideas, exclusivamente como su refugio idílico privado.

Antes de que los trabajos de construcción se completaran, el Rey Luis II murió el 13 de junio de 1886 en situaciones poco claras (ver más abajo)

Poco después de su misteriosa muerte, el castillo de Neuschwanstein ya estaba abierto a los visitantes y con el paso de los años se ha convertido para mucha gente en un «hito de Alemania» o en la «octava maravilla del mundo».

Schwangau y la misteriosa muerte de Luis II:

El 12 de junio, el rey Luis II fue arrestado en el castillo de Neuschwanstein. 

Los ciudadanos de Schwangau y el cuerpo de bomberos de Schwangau querían defender a su rey, pero él mismo los llamó para que se calmaran y que no se expongan.

El Rey Luis fue llevado en secreto al castillo de Berg. Los guardias vigilaban constantemente al rey, porque protestaba violentamente contra su traslado al castillo de Berg el 12 de junio.

Debido a circunstancias que no pudieron ser aclaradas, esta vigilancia fue detenida en la tarde del 13 de junio. A las 6.45 pm, el Rey y el Dr. von Gudden dejaron el castillo para un paseo nocturno. 

Cuando aún no habían regresado después de las 8 p.m., fueron buscados en el parque del castillo. Se encontraron con los cuerpos de los dos hombres en las aguas poco profundas alrededor de las 11 pm.

Aún hoy, especialmente la gente de Schwangau, pero por supuesto también muchos admiradores y fanáticos de todo el mundo, se sienten profundamente conectados con «su» rey.

Sus castillos son testimonios de piedra de un tímido soñador e idealista. Hoy en día son atracciones mágicas para los visitantes de todo el mundo.

Les recomiendo ver este documental de la televisión alemana ambientado en la época 

Cómo llegar desde Múnich

Desde Munich no es tan sencillo llegar desde Munich porque la red de trenes no llega hasta las cercanías del castillo.

Las dos opciones que tienes son:

  1. Contratar una excursión regular, encontrarás varias que salen generalmente en las cercanías de las estación central de Múnich.
  2. Alquilar tu propio vehículo para desplazarte hasta Schwangau, lo que te da más libertad y te permite hacer un plan similar al mío quedándote a dormir en Schwangau.

Hay muchas rentadoras de autos en munich y los precios son muy economicos.

Que ver

La increíble belleza de la Tierra de los sueños del Rey

El Rey Luis II sabía exactamente por qué y donde construyó su castillo de cuento de hadas Neuschwanstein en este paisaje lleno de contrastes. 

En el valle, los lagos y los caminos para hacer trekking ofrecen pura relajación en un paisaje realmente idílico. En la montaña hay castillos y las rutas de senderismo a través de los lagos son espectaculares.

Desde el la villa de Schwangau puedes llegar a dos lagos linderos a través de senderos muy bien señalizados.

El castillo de Hohenschwangau en Schwangau

La «guardería» del joven rey Luis II.

El castillo de Hohenschwangau en Schwangau
El castillo de Hohenschwangau en Schwangau

La historia del castillo de Hohenschwangau se remonta a mucho tiempo atrás.

El castillo de Schwangau fue mencionado por primera vez en documentos del siglo XII. En esta época los caballeros de Schwangau vivían aquí. A lo largo de los siglos, el castillo fue fuertemente dañado.

En 1832 el Príncipe Heredero Maximiliano, más tarde Rey Max II, adquirió el castillo. Durante los siguientes 5 años Maximiliano hizo reconstruir el castillo hasta el actual Castillo de Hohenschwangau.

El Rey Max II y su familia usaban el castillo como residencia de verano y de caza.

Después de su muerte, su hijo, el rey Luis II, se hizo cargo de los aposentos reales y los hizo redecorar según sus ideas.

También invirtió mucho tiempo en el castillo de Hohenschwangau. Los apartamentos reales, el jardín del palacio y la cocina del palacio se han conservado hasta hoy y pueden ser visitados.

El Alpsee (Lago los Alpes)

El Alpsee (Lago los Alpes)
El Alpsee (Lago los Alpes)

Misterioso y profundo (hasta 62 m de profundidad) el Alpsee está escondido detrás de Hohenschwangau, entre rocas y laderas boscosas. 

Su superficie de agua brilla de color verde esmeralda (me recordo a los lagos en mi Patagonia natal). Un romántico camino circular te permite recorrerlo en aproximadamente 2 horas.

El Alpsee era el lago de baño favorito del Rey Luis II, por el que a menudo nadaba.

El Swansea (Lago de los cisnes)

El Swansea (Lago de los cisnes)
El Swansea (Lago de los cisnes)

Está escondido entre bosques y praderas, el Schwansee está alejado del turismo pero de fácil acceso desde Schwangau (a solo 25 min caminando por un sendero que atraviesa un bosque precioso)

Una vez llegas al Schwansee estás en el Schwansee Park,  punto de partida de muchas caminatas.

Que Comer

Al estar en un lugar muy Bávaro la comida que predomina evidentemente es la bávara lo que no está nada mal siempre y cuando no seas vegetariano.

La gastronomía Bávara se caracteriza por ser muy carnívora tienen 2 o 3 platos de cerdo muy especiales.

Schweinebraten: este es el clásico plato del sur de alemania, cerdo al horno tierno pero también crocante dado que se cocina con el cuero y parte de la grasa del animal.

schweinebraten
Schweinebraten

Swaine Axe : una pata de cerdo a la parrilla que es realmente deliciosa también acompañada generalmente por Knodel (bolas de papa) o una ensalada de papas.

Y si eres vegetariano te recomiendo los Kese spetzel, una especie de ñoquis con una importante cantidad de queso crema.

Que comprar

Verás bastantes negocios que ofrecen artesanías de vidrio bastante solicitadas según me contó mi novia… una especie de lujo no tan caro como la plata y el oro.

Además tienes las típicas tiendas de souvenirs locales.

Donde Dormir

Al ser una pequeña villa diurna (ya que el turismo masivo va y regresa en el día) no encontrarás una gran oferta de hoteles.

Nosotros nos quedamos en un hotel clásico pero muy bien restaurado (respetando el estilo bávaro) de nombre Hotel Müller, que además es uno de los clasicos apellidos Bavaros.

Cómo decir Perez o Gonzales en Argentina.

Este hotel además cuenta con un muy buen restaurante de la gastronomía bávara antes mencionada lo cual es muy cómodo porque los escasos restaurantes cierran a las 18:00 cuando ya los últimos turistas regresan a Múnich.