La Ruta de los Castillos de Alemania

Castillo de Neuschwanstein

Los castillos más impresionantes de Alemania

Alemania está llena de hermosos castillos, de diversas formas, tamaños y funciones, desde románticos palacios de fantasía hasta imponentes fuertes militares y pintorescas casas aristocráticas. Aquí un resumen de los que consideramos los 10 castillos más bellos y fascinantes de Alemania.

Mapa de la Ruta de los Castillos en Alemania

Castillo de Neuschwanstein

Castillo de Neuschwanstein
1. Castillo de Neuschwanstein

Usando sus propios fondos personales, el enigmático Rey Luis II de Baviera encargó la construcción de este increíblemente romántico castillo como un retiro privado para sí mismo. 

Fue diseñado como una interpretación idealizada del mundo medieval y dedicado al compositor Richard Wagner. Sin embargo, el castillo fue abierto al público sólo semanas después de la muerte de Luis en 1886, y es ahora uno de los castillos más visitados del mundo. 

Es fácil ver por qué. Parecido a un cuento de hadas, el castillo continúa capturando la imaginación del público y atrae a multitudes de todos los rincones del mundo.

Te recomiendo que leas también esta guía para visitar el Castillo de Neuschwanstein de una forma más alternativa.

El castillo de Wartburg

2. El castillo de Wartburg
2. El castillo de Wartburg

Desde la Edad Media, el castillo de Wartburg domina el exuberante bosque de Turingia y la ciudad de Eisenach. 

El castillo fue el lugar de uno de los eventos más significativos de la historia europea. Aquí fue donde el reformador protestante Martín Lutero, a quien Federico el Sabio había dado refugio en el castillo tras su excomunión por el Papa León X, tradujo el Nuevo Testamento del latín antiguo al alemán entre 1521 y 1522. 

Esto permitió que el pueblo pueda leer por sí mismo la biblia y hacer su propia interpretación, evitando la manipulación de la monarquía del momento, que siempre la traducía a su conveniencia.

El castillo cayó en desuso y deterioro en los siglos siguientes, pero fue restaurado en el siglo XIX en medio del celo del período romántico, y ahora es un importante atractivo turístico.

El castillo de Glücksburg

3. El castillo de Glücksburg
3. El castillo de Glücksburg


Construido para el duque de Schleswig-Holstein-Sonderburg en un lago artificial entre 1583 y 1587, el castillo de Glücksburg sirvió más tarde como hogar de varios reyes daneses, y hoy en día el amplio y abierto patio del castillo es un lugar de celebración de numerosos festivales y eventos. 

Las visitas guiadas al interior tienen lugar diariamente y pueden durar varias horas, por lo que los aficionados a la historia harían bien en comprobarlo. Si esto no es atractivo, entonces las vistas del tranquilo lago que rodea el castillo son bastante increíbles.

El castillo de Schwerin

Situado en una isla en el lago principal de la ciudad de Schwerin, este castillo fue terminado en 1857. Pero durante los siglos anteriores, el sitio había sido la morada de muchos duques y nobles. También se dice que el castillo es el hogar de un fantasma benigno llamado Petermännchen, que se encuentra a pocos metros de altura y deambula por los innumerables rincones del inmenso palacio mientras vigila que todo esté en orden.

4.El castillo de Schwerin
4.El castillo de Schwerin

El castillo de Hohenzollern

La Casa de Hohenzollern pertenecía a la familia imperial de Alemania antes de que la monarquía fuera abolida tras la derrota del país en la Primera Guerra Mundial. 

Este romántico castillo sirvió como antigua sede de poder y contiene numerosos artefactos relacionados con su gobierno, incluyendo la corona del Káiser Guillermo II. 

Varios miembros de la familia real están enterrados en el cementerio del castillo, y, aunque el castillo sigue siendo propiedad privada, permanece abierto al público.

5.El castillo de Hohenzollern
5.El castillo de Hohenzollern

Castillo de Wernigerode

Situado en las montañas del Harz, en el norte de Alemania, este castillo de estilo románico se utilizó originalmente como pabellón de caza para los gobernantes y nobles locales en el siglo XII. 

Más tarde, en la Edad Media, se convirtió en una fortaleza y finalmente alcanzó su actual forma arquitectónica romántica en el siglo XIX. El castillo está ahora totalmente abierto al público y se ofrecen dos visitas guiadas diferentes, que presentan a los visitantes un lado diferente del castillo.

6.Castillo de Wernigerode
6.Castillo de Wernigerode

Zwinger

La ciudad de Dresden, en Alemania oriental, es la sede de este impresionante palacio barroco, que ahora cuenta con tres excelentes museos que cubren diversos temas: la Old Masters Picture Gallery, la Dresden Porcelain Collection y el Royal Cabinet of Mathematical and Physical Instruments. 

Zwinger fue diseñado por el maestro de obras Matthäus Daniel Pöppelmann en el siglo XVIII y fue restaurado por las autoridades militares soviéticas después de la Segunda Guerra Mundial.

7.Zwinger
7.Zwinger

Schloss Nordkirchen

Este castillo se proclama como «el Versalles de Alemania». Está rodeado por un amplio canal que se asemeja a un foso, aunque cuando el palacio fue construido en el siglo XVIII, los fosos ya habían superado en gran medida su función estratégica y ahora eran sólo para mostrar. En el interior del castillo hay un restaurante que sirve lo mejor de la cocina local en un ambiente que pone de relieve la impresionante extravagancia de la vida cotidiana en un entorno tan magnífico.

8.Schloss Nordkirchen
8.Schloss Nordkirchen

El castillo de Heidelberg

Construido por primera vez en el siglo XIII, este imponente palacio fue fuertemente dañado por los franceses durante la Guerra de la Gran Alianza a finales del siglo XVII, antes de ser víctima de un enorme incendio en 1764 causado por un extraño rayo. 

El período romántico del siglo XIX provocó un renovado interés por las ruinas, y hoy en día el castillo atrae a alrededor de un millón de visitantes anualmente. Hay disponibles varias visitas en grupo para aquellos que deseen explorar las históricas cámaras interiores del castillo.

9.El castillo de Heidelberg
9.El castillo de Heidelberg