Wismar ciudad Patrimonio de la humanidad

La ciudad de Wismar en Alemania es bellísima y ha sido declarada patrimonio de la humanidad en 2002.

Está situada a orillas del mar Báltico en la bahía de Wismar, en el norte de Alemania, en el estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental a orillas del mar Báltico.

Durante esta guerra, el Imperio sueco obtuvo un extenso control de estos territorios en la costa sur del mar báltico, por lo tanto la ciudad de Wismar les correspondía y en muchas zonas de la ciudad puedes encontrar los vestigios de la cultura sueca.

El centro histórico de la ciudad fue declarado Patrimonio de la Humanidad Unesco en 2002 destacando los edificios de ladrillo en estilo gótico báltico principalmente en el centro histórico de la ciudad.

El punto central es la plaza del Mercado, una de las plazas más grandes de toda Europa que mide 100 x 100 metros. 

Es muy conocida la «Fuente de agua de Wismar» que también se encuentra en la plaza del Mercado. Esta «Fuente de agua de Wismar» (Wasserkunt Wismar) se ha convertido en el símbolo de la ciudad.

La fuente está construida en un elaborado estilo renacentista holandés en forma de undodecágono hecho con piedra caliza, hierro forjado y con un techo de cobre rematado con una linterna. 

En los alrededores de la plaza del Mercado  se encuentra también el ayuntamiento de la ciudad, un edificio en estilo neoclásico construido entre 1817 y 1819 por el arquitecto Johann Georg Barca. 

Pasada la segunda guerra mundial, la ciudad alemana de Wismar quedó dentro de la zona de ocupación soviética y como tal pasó a ser parte de Alemania Oriental

Luego de la reunificación alemana , la ciudad de Wismar abrazó nuevamente sus raíces hanseáticas y el 18 de enero de 1990 el consejo de la ciudad acordó cambiar el nombre de la ciudad oficialmente a «Ciudad hanseática de Wismar» (Hansenstadt Wismar).

Como toda ciudad hanseática cuenta con un puerto aún operativo pero hoy en día también es una de las Atracciones Turísticas más visitadas.

Por otro lado Wismar tiene una arquitectura muy especial en la zona de la ciudad vieja con casas de ladrillo muy representativas de la época del comercio hanseático, donde el último piso hacía de depósito de granos, la planta del medio era donde vivía la familia y en la planta baja era la oficina comercial donde se gestionaban las operaciones de granos. 

Además la ciudad cuenta con la Universidad de Wismar muy conocida a nivel europeo.