Weimar, historia y cultura en Alemania del Este

Weimar es el epicentro histórico de la Ilustración alemana del siglo XVIII, Weimar es una parada esencial para cualquiera que sienta pasión por la historia y la cultura de Alemania. 

Un panteón de gigantes intelectuales y creativos vivieron y trabajaron aquí: Goethe, Schiller, Bach, Cranach, Liszt, Nietzsche, Gropius, Herder, Feininger, Kandinsky – y la lista continúa. 

Te los encontrarás conmemorados en las calles, en los museos y en sus casas increíblemente conservadas de la ciudad de Weimar. 

En verano además también puedes disfrutar de los parques y jardines de Weimar que se prestan a una tranquila contemplación de toda esta gravedad intelectual y cultural (o te permiten tomarse un descanso de ella).

Cerca de Weimar, básicamente sobre la montaña lindante puedes visitar el campo de concentración de Buchenwald con un testimonio de los crímenes del posterior régimen nazi.

Hogar de Goethe, Bach y Nietzsche y de la escuela de diseño de la Bauhaus, la pequeña Weimar está llena de sorpresas.

Esta modesta ciudad fuera del radar del turismo masivo parece respirar todavía la atmósfera armoniosa de la edad de oro de la historia cultural alemana conocida como el Clasicismo de Weimar. 

Johann Wolfgang von Goethe

Johann Wolfgang von Goethe
Johann Wolfgang von Goethe (Grafiti)

Weimar está asociada al nombre de ese genio universal, Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832), que durante la mayor parte de su vida fue consejero privado de Carl August, iluminado gobernante del pequeño ducado de Sajonia-Weimar-Eisenach. 

Goethe atrajo a otras grandes mentes aquí como su amigo y compañero dramaturgo Friedrich Schiller y su tiempo en la ciudad se conmemora en el Goethes Wohnhaus.

Otras figuras que florecieron en Weimar, tanto antes como después de la época de Goethe, incluyen al pintor Lucas Cranach el Viejo, el poeta Christoph-Martin Wieland, y el filósofo Johann Gottfried Herder. 

Sigue leyendo:  Como llegar a Weimar, Alemania

Bach fue músico de la corte por un tiempo, al igual que Liszt, y Nietzsche pasó la última parte de su vida en Weimar. 

En 1919 comenzó aquí la escuela de diseño de la Bauhaus, y la ciudad dio su nombre a la desafortunada República de Weimar de entreguerras, cuyo parlamento redactó su constitución democrática aquí, a una distancia prudencial de Berlín, que fue asediada por los disturbios revolucionarios.

Qué ver y qué hacer en Weimar

Una parada obligatoria es Goethes Wohnhaus (Casa de Goethe). 

La casa original, con sus muchos y conmovedores recuerdos del gran hombre, está contigua a un excelente museo moderno dedicado a su vida y sus tiempos. 

También te recomendamos visitar su residencia de verano Goethes Gartenhaus con su jardín de retiro en el parque lindante a la ciudad de Weimar y la casa de su amigo Schiller: mucho más sencilla y humilde donde se percibe mejor la vida sin lujos de aquellos tiempos.

El Teatro Nacional Alemán y alrededores.

Weimar no tiene monumentos grandiosos, y la mejor manera de experimentar la ciudad es vagar por sus calles al azar, pasando por el Deutsches Nationaltheater (Teatro Nacional Alemán), frente a una famosa estatua de Goethe y Schiller. 

Estatua de Goethe y Schiller en Weimar
Estatua de Goethe y Schiller en Weimar

La Biblioteca Anna Amalia

La Biblioteca de la Duquesa Anna Amalia, el corazón del Departamento de Clasicismo de Weimar, es una de las bibliotecas más famosas de Alemania. 

La biblioteca de acceso público para la investigación de la historia de la literatura y el arte debe su fama a los mecenas principescos, así como a sus bibliotecarios, de los cuales Johann Wolfgang von Goethe fue el más importante. 

Sigue leyendo:  Que ver, qué hacer en Weimar Alemania

El corazón del edificio histórico, que es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1998, es el salón rococó ovalado, que se extiende en tres pisos.

Es sencillamente espectacular.

No dejes de visitar Buchenwald

Por más glorioso que haya sido el pasado de Weimar, la imagen de la ciudad sigue empañada por el hecho de que fue el emplazamiento del campo de concentración de Buchenwald, establecido en 1937. 

Más de 60.000 personas de unos 35 países fueron asesinadas en el campo, que era especialmente conocido por los experimentos médicos con seres humanos vivos. 

Donde comer en Weimar

Las calles de Weimar están llenas de modestos pero muy buenos restaurantes donde podrás disfrutar todo tipo de gastronomía.

En la plaza central de Weimar te encontrarás con un mercado de frutas y verduras y una serie de cafés con terrazas ideales para hacer una pausa y disfrutar de esta especial escenografía.

Descubre más…

– ¿Estas visitando la Alemania del Este? Tienes que ir a Leipzig