Las 8 cosas que tienes que hacer sí o sí en Berlín.

Un viaje a Berlín no estaría completo sin visitar el Reichstag, la Galería del Lado Este o la emblemática Torre de TV de la ciudad. Los lugares de interés de la capital alemana son los museos de clase mundial, el conmovedor arte callejero y la impresionante arquitectura.

Las atracciones turísticas tienen una mala reputación: pueden ser caras, cursi y lo peor de todo, llenas de gente. 

Pero en Berlín, con su rica y turbulenta historia, sus principales atracciones son las que ofrecen la oportunidad de conocer el complejo pasado de la ciudad de forma atractiva y dinámica –desde los palacios prusianos y los años de la Segunda Guerra Mundial hasta la Guerra Fría y más acá en el tiempo. 

Y eso sin mencionar la colección de museos de nivel mundial de Berlín, que se remonta mucho más atrás en el tiempo. 

Visita la East Side Gallery (Muro de Berlín)

La Galería del East Side
La Galería del East Side

La Galería del East Side es una sección del Muro de Berlín cubierta de coloridos murales de street art.

Situada en la orilla este del Spree en Friedrichshain, la East Side Gallery es una galería de arte al aire libre de murales pintados en la sección más larga que queda del Muro de Berlín con una extensión de 1.316 metros. 

Pintadas en 1990, las obras originales fueron creadas como un monumento a la caída del muro y a la «negociación pacífica entre las fronteras», según la iniciativa de los artistas que las impulsaron. 

Se pueden recorrer gratuitamente, pero para obtener el contexto completo de la época –y para profundizar un poco más en la historia y las subculturas de Berlín Oriental– vale la pena considerar una visita guiada.

Experimenta las mejores vistas de Berlín desde la Torre de TV

La torre de TV en Alexanderplatz – Berlin

Construida como un símbolo soviético de poder en Berlín Oriental, la Torre de TV es para Berlín lo que la Torre Eiffel es para París cuando se trata de íconos arquitectónicos de la ciudad. 

Además la torre se encuentra en el centro histórico de la ciudad, lo que también te permitirá visitar el Museo del Holocausto y la sede del gobierno aleman, el Bundestag.

Descubre bellas esculturas en el Museo Bode de Berlín

El Museo Bode se encuentra en la Isla de los Museos
El Museo Bode se encuentra en la Isla de los Museos | © Shahsuvar Humbatov / Alamy Stock Photo

Terminado en 1904 como el cuarto museo en el famoso Museumsinsel de Berlín, el Museo Bode es el lugar para descubrir la escultura y el impresionante arte bizantino. 

Sin embargo, hay mucho más, incluyendo piezas del Renacimiento italiano y una amplia colección de monedas. Dada la popularidad de los museos de la isla, es muy recomendable comprar una entrada por Internet para evitar largas esperas.

Disfruta de un picnic en Tempelhof

Antigua pista del aeropuerto de Tempelhof

Lo que una vez fue un aeropuerto, Tempelhof es ahora uno de los parques más queridos de Berlín.

Durante los veranos, los berlineses acuden en masa a las antiguas pistas de Tempelhof para asar salchichas en la grillplatz (zona de barbacoa) del parque público del aeropuerto. 

Sin embargo, esa no es la única atracción de Tempelhof. Además de pasear por el parque, también puedes reservar una visita guiada al antiguo edificio de la terminal –que recorre 1,2 kilómetros de extremo a extremo– para una visión interna del funcionamiento de la colosal estructura, incluyendo la enorme red de refugios antiaéreos.

Conoce la historia de Alemania en el Museo de la RDA

El Museo de la RDA

El Museo de la RDA ofrece a los visitantes un vistazo a la vida de la época de la Guerra Fría en Berlín Oriental.

El Museo de la RDA, una de las atracciones turísticas que más me gustan de Berlín, es un museo interactivo sobre la vida en la Alemania Oriental durante la Guerra Fría. 

Es una verdadera delicia tanto para niños como para adultos. Ponte al volante de un coche Trabant de la Alemania Oriental y camina por un auténtico apartamento de la época de la Guerra Fría. 

Además, puedes consultar en los archivos de un puesto de escucha secreto de la Stasi, el Ministerio para la Seguridad del Estado creado en 1950, que formó parte de la República Democrática Alemana. Es un gran ejercicio de imaginación que te permitirá entender cómo la gente vivía en aquellos tiempos.

El Museo de la RDA es uno de los más populares de la ciudad, con una cola que frecuentemente sale por la puerta y baja por la orilla del río. Para ganas tiempo, te recomendamos reservar tu ticket online.

Tomar una cerveza en Teufelsberg

Teufelsberg es una antigua estación de escucha estadounidense en el bosque de Grunewald.

Teufelsberg es una antigua estación de escucha de los EE.UU. en el bosque de Grunewald | © pictureproject / Alamy Stock Photo

¿Buscas experiencias únicas ? A la cabeza está Teufelsberg, en lo profundo del bosque Grunewald. 

El sitio es una antigua estación de espionaje estadounidense construida durante la Guerra Fría para escuchar al Bloque Oriental controlado por los soviéticos. 

Aunque es un lugar maravilloso para pasear por tu cuenta, incluso hay un extraño jardín de cerveza allí, una visita guiada es sin duda la mejor manera de aprender sobre la oscura y fascinante historia del sitio.

Visita el monumento más impresionante de la guerra soviética fuera de Rusia.

Monumento al soldado sovietico en El Treptower Park – Berlin

El Treptower Park es un lugar exuberante para un paseo en bicicleta, es el hogar de un imponente monumento a la guerra soviética. Diseñado por el arquitecto soviético Yakov Belopolsky, honra a los soldados soviéticos que cayeron en la batalla de Berlín en 1945. 

Visita la estatua de 12 metros del escultor Yevgeny Vuchetich que consiste en la figura de un soldado que sostiene en una mano a un niño rescatado y en la otra una espada. Algunos dicen que conmemora las acciones de un soldado soviético que se enfrentó a fuertes disparos para salvar a un niño alemán. Otros dicen que el niño representa a la propia Alemania, liberada de Hitler por la URSS.